Lockward, Alfonso

Lockward, Alfonso

Nació en Puerto Plata (República Dominicana), el 30 de octubre de 1937, hijo de George Augustus Lockward Stamers y Celeste Pérez Soler. Segunda generación de inmigrantes isleños, Lockward recibió de sus padres las primeras enseñanzas bíblicas al asistir a la Sunday School de la Church en Puerto Plata.

Su vocación espiritual se vio reafirmada en la adolescencia cuando hace profesión de fe, iniciando allí una nueva vida marcada por su dedicación a la Obra y el empeño en predicar el Evangelio.

Fonchi, como le conocían sus allegados, fue pionero y gestor de importantes proyectos evangelizadores. Resaltan entre éstos, Sala Evangélica, la iglesia a la que perteneció por muchos años y de la que fue miembro del Consejo de Ancianos, el Coro Arpa Evangélica y la Asociación Dominicana de Estudiantes Evangélicos (ADEE). Además, la Editora y Distribuidora de Literatura Evangélica (DELE), primera en su género en el país, vigente y próspera hasta el día de hoy. Fungió como presidente durante varios años de Editorial Caribe, con sede en Estados Unidos y circulación a nivel de toda Latinoamérica, y como miembro del Comité Directivo del Latin America Mission, institución dedicada a la formación de ministros y misioneros para Latinoamérica y los Estados Unidos.

Por varias décadas, la voz de Alfonso Lockward alcanzó toda Latinoamérica a través de Su Clase Bíblica, difundida por Radio Transmundial desde Bonaire, Antillas Holandesas. En la República Dominicana, muchos recuerdan con cariño su programa radial El Salmo de Hoy, transmitida por diferentes emisoras locales.

Junto al misionero canadiense, John W. Shannon, patrocina la llegada al país de la Sociedad Médica Cristiana, institución que por años ha integrado la atención de la salud física y espiritual de miles de dominicanos, a través de operativos en los que reputados médicos nacionales y extranjeros examinan y operan ambulatoriamente, entregando no sólo la palabra de Cristo sino también sus conocimientos científicos de manera gratuita. La obra de la Sociedad Médica Cristiana perdura hasta hoy, luego de 30 años, en el hospital Elías Santana, conocido coloquialmente como el hospital de Los Americanos.

Alfonso Lockward era un visionario de proyectos y su mayor satisfacción era ver las ideas concretizarse en realidades.

Predicador de muchos púlpitos, su pasión por escudriñar en profundidad las Escrituras fructificó ampliamente en diferentes publicaciones especializadas, la ultima de ellas el Nuevo Diccionario de la Biblia, publicado por Editorial UNILIT. Una contribución para muchos extraordinaria, no sólo por su contenido y presentación impecables, sino que también por ser el primero en ser elaborado completamente por un latinoamericano, el Diccionario fue premiado por la Asamblea Anual de la Christian Book Sellers Association (CBA), con sede en Nueva Orleans. Su primera tirada se agotó antes del primer año, motivando una segunda por un total de cuarenta mil ejemplares.

En el ámbito literario, Alfonso Lockward se concentró en tres ejes básicos: la interpretación bíblica, la poesía y la Historia dominicana.

En este último aspecto resaltan:

Recordando a Espaillat

Documentos para la Historia de las Relaciones Domínico-Americanas

Presencia judía en Santo Domingo

Intolerancia y Libertad de Cultos en Santo Domingo

La Doctrina Monroe y Santo Domingo

La Constitución Haitiano-Dominicana de 1843

En sus últimos meses, Fonchi emprendió la actualización de la excepcional obra de su padre, el periodista, filólogo e historiador, George Augustus Lockward Stamers: Historia del Protestantismo en la República Dominicana.

En el ámbito profesional, Lockward tuvo una vida igualmente productiva. Desde sus inicios como jefe del Departamento de Estudios Económicos del Banco Central, donde participa en la elaboración de varias leyes que constituyen todavía hoy parte del marco jurídico en materia monetaria, hasta la creación del histórico fondo FIDE que tanto contribuyó a la infraestructura básica de nuestra economía.

Sub-Secretario de la Oficina Nacional de Planificación, en el gobierno de Héctor García Godoy, integró varias misiones delegadas del gobierno dominicano en el exterior.

Más tarde, a través de la Fundación de Crédito Educativo, junto a los prominentes Ignacio Guerra y José María Bonetti Burgos (Don Santana), crea las bases del primer gran fondo de crédito educativo para estudiantes de escasos recursos. Una iniciativa visionaria que hasta nuestros días facilita la educación superior, ocupó catorce años de su vida. Bajo su tutela transformada desde una simple oficina con un escritorio a un verdadero Banco de Crédito. El éxito de la FCE fue reconocido por la Agencia Internacional para el Desarrollo, AID, y Fonchi se convirtió en consultor y enviado de esa institución para la creación de proyectos similares en otros países de la región latinoamericana.

Miembro fundador del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), fundó también la Universidad CETEC. Esta última institución fue blanco de severos ataques y punta de lanza para un proceso que causó no pocas amarguras y la merma de su salud. El mismo culminó finalmente con una sentencia de la Suprema Corte de Justicia, absolviendo a Lockward de todas las imputaciones que la rivalidad política que aquella época tejió en su contra, así como una disculpa pública de sus principales instigadores.

Como cristiano comprometido con la realidad social y política, argumentaba en todo tipo de foros sus ideas, expuestas ampliamente en su obra, La Responsabilidad Social del Creyente. Su dedicación ejemplar como miembro del Partido Revolucionario Social Cristiano lo llevó a ser elegido como su Presidente y más tarde como candidato a la Primera Magistratura para el período 1978-1982. En su calidad de Presidente del PRSC, representó dicha entidad ante la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), en múltiples ocasiones en los congresos mundiales en Bonn, Venezuela y Roma. Posteriormente fue artífice de la alianza entre ese partido y el Reformista Social Cristiano, fusionándose como el Partido Reformista Social Cristiano, del que fue miembro de su Directorio Ejecutivo Central.

Secretario Técnico de la Presidencia en uno de los gobiernos de Joaquín Balaguer, más recientemente fue Embajador de la República Dominicana en Israel durante el gobierno de Leonel Fernández.

Le sobreviven su esposa Lina Columna de Lockward, y sus hijos Lennie, Alanna, Sandy, Jorge, José y Mirtha.

Fuente: INTEC (Instituto Tecnológico de Santo Domingo)

Colaborador en la redacción del «GRAN DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO DE LA BIBLIA»

No hay ningún producto que se ajuste a su selección.

#WebinarsClie
Diccionario imágenes y simbolos