El Griego del Nuevo Testamento Texto programado

ISBN: 9788482675152
El Griego del Nuevo Testamento Texto programado

Foulkes, Irene [Ver otros libros del autor]

Descargar previa

ISBN: 978-84-8267-515-2

El griego del Nuevo Testamento: texto programado pone al alcance del estudiante del Nuevo Testamento, un método actualizado que hace ameno lograr el dominio del griego Koiné. Con el fin de prepararle para la exégesis bíblica y, mediante etapas sucesivas [...]
saber más
Versión impresa Envío económico

Precio Habitual: 29,99 $

Special Price 28,49 $

-
+
O BIEN
Versión digital Lectura instantánea
7,50 $
Otras opciones de compra
Descripción del libro




Dice la autora:

El propósito de El griego del Nuevo Testamento: texto programado, es capacitar al estudiante de la Biblia para leer el Nuevo Testamento en griego, abriéndole así todo un mundo de estudio exegético y teológico basado en la lengua original. Este objetivo general ha determinado todo el contenido del libro, y ha dado lugar, además, a que el texto presente al estudiante, en distintos momentos de su estudio, la oportunidad de trabajar directamente con textos neotestamentarios escogidos.

Nos proponemos alcanzar el objetivo esbozado mediante la enseñanza programada, es decir, por medio del estudio progresivo en cortas etapas que involucren al estudiante en un trabajo activo e individualizado, en el cual él mismo se irá evaluando y corrigiendo.

La presentación de los temas gramaticales sigue un orden impuesto por la meta global. Los fenómenos gramaticales más importantes dentro del conjunto lingüístico del N.T. se presentan en primer lugar. Así, por ejemplo, el capítulo sobre los verbos en -?? aparece en la primera parte del libro, en tanto que se deja para el final el estudio de los tiempos perfecto y pluscuamperfecto, ya que éstos no se emplean con tanta frecuencia en el N.T.

De igual manera, el propósito de limitarnos al estadio de la lengua contenido en el N.T. nos impulsa a exigir que el estudiante aprenda solamente lo que le sirve para la lectura del mismo. Queda constatado este hecho en varias secciones del libro donde se presenta un tema completo, pero se exige del estudiante un aprendizaje activo de ciertos puntos solamente (cp. capítulo IV-59,66 ; XII-4,7, etc.).

El vocabulario se ha escogido también según la frecuencia con que aparecen las palabras en el N.T. Al aprender éstas, el estudiante adquiere el vocabulario básico con el cual lanzarse a la lectura y la exégesis. Dentro del texto programado no se dedica mucho espacio a la enseñanza de vocabulario, por considerar que el estudiante que trabaja a este nivel podrá aprender por su propia cuenta el poco vocabulario que se le pide. El vocabulario es limitado, precisamente porque el método se concentra más en enseñar las es- tructuras gramaticales, base fundamental para la comprensión del idioma.

Un segundo principio que ha regido el desarrollo del presente texto es el de analizar las estructuras gramaticales del griego en relación con las del español. De ahí que los puntos en que los dos idiomas se expresen de manera parecida no ameritan un comentario extenso, como por ejemplo, la estructuración de la oración subordinada relativa. En cambio hay otras áreas en que el griego y el español se construyen de manera muy diferente, y es en estos puntos donde nos detenemos más, como es el caso del estudio del participio adjetival.

Como lengua viva que es, el griego moderno guarda estrecha relación con sus estadios anteriores, constituyendo, junto con ellos, una sola lengua que ha evolucionado a través de tres mil años. Como estudiosos de este idioma, reconocemos que no tenemos el derecho de aplicar a ningún período de su historia una pronunciación que a nosotros nos pueda parecer adecuada, sino que nos encontramos ante la obligación de averiguar la pronunciación auténtica de la época de la cual nos ocupamos, o bien, en su lugar, emplear la pronunciación de los que hoy día hablan el griego como lengua materna, la pronunciación que usan aun cuando leen obras de períodos anteriores. Abundan evidencias (p. ej. los iotacismos) de que la pronunciación popular en el período Koiné fue mucho más parecida a la del griego moderno que a la pronunciación llamada erasmiana o nebrisense, que comúnmente se emplea en el ambiente académico occidental. Esta última, que se aproxima a la pronunciación del período clásico griego (S. IV a.C.), resulta inapropiada para el período Koiné. Nosotros hemos optado por una pronunciación popular (la del griego moderno) para el griego del N.T., ya que este documento representa el lenguaje popular del primer siglo.

Quisiera expresar mi agradecimiento al Seminario Bíblico Latinoamericano, donde tanto profesores como estudiantes han apoyado decididamente el proyecto de un texto programado para la enseñanza del griego. Como parte del proceso dinámico y constante de la contextualización de la enseñanza teológica que se vive en el Seminario Bíblico, el presente libro tiene el propósito de liberar tanto al profesor como al estudiante de la rigidez del aula y de los horarios impuestos, para facilitar de esta manera que el estudiante llegue más rápido y más eficazmente a su meta, que es hacer la exégesis bíblica, que tanto necesita nuestro continente.









Cabe destacar también la labor afable y eficiente de la srta. Elsa Tamez, estudiante del Seminario Bíblico, cuya habilidad para el griego trasciende en mucho su capacidad para escribirlo a máquina, lo que, por lo demás, queda comprobado en el presente texto.

 





 
Información adicional

Información adicional

AutorFoulkes, Irene
Publicacion2010
Peso635.0400
Medidas21 x 29.7 cm
Páginas592
BISACNo
EncuadernaciónRústica fresada
AcabadoNo
Idiomaes
ColorNo