Zwinglio, Ulrico

Zwinglio, Ulrico
Nació el 1 de enero de 1484 en el cantón suizo de Toggenburgo (hoy Wildhaus). Era el tercer hijo del muy respetado alcalde Uly Zwuingli, y tuvo siete hermanos y dos hermanas.

Estudió en Basilea, Berna y Viena (1498-1500). Párroco de Glarus en 1506, donde permanece hasta 1516. Allí estudia el Nuevo Testamento y los Padres de la Iglesia. Tomó parte con sus feligreses en las campañas de Italia en favor del dominio temporal del Papa (1513-15), pero a su vuelta se opuso a nuevos reclutamientos y se vio obligado a abandonar la parroquia y ocupar la capellanía del monasterio-santuario de Einsiedeln, lugar de peregrinación en aquellos tiempos.

En 1516 inicia su relación con el humanista holandés Erasmo, al mismo tiempo que experimentaba el fárrago de las excesivas prácticas religiosas del romanismo.

A partir de 1510, ya establecido en Zurich, inició sus críticas a la doctrina de las indulgencia, pero hasta 1522 no se declaró públicamente seguidor de Lutero (v.), en quien veía al principio sólo un reformador en la línea de Erasmo. Consiguió que el consejo de la ciudad de Zurich apoyara la causa reformada y se implantaron diversas reformas en a vida religiosa de la ciudad.

Su libro Comentario acerca de la verdadera y falsa religión, revela por igual la influencia de la Reforma y de la doctrina de Carlostadio (1477-1541), que explicaba los sacramentos sin la doctrina de la presencia real de Cristo en la eucaristía.

Aceptó la primacía de la Biblia y rechazó la autoridad papal. Tuvo, pues, que enfrentarse con católicos, luteranos y anabaptistas, ya que tenía algo de estos grupos, pero no siguió su línea de un modo absoluto, lo que no le impidió seguir propagando sus doctrinas y promoviendo alianzas para agrupar los cantones y los príncipes alemanes luteranos en la lucha que se avecinaba contra los católicos-romanos.

Su confesión de fe, presentada en la Dieta de Augsburgo, llamada Confesio Tetrapolitana, fue rechazada y excluidos sus seguidores de los beneficios allí establecidos para los luteranos. Pero los cantones de Berna, Basilea y St. Gall se agruparon en torno a Zurich, mientras otros lo hicieron en torno a Lucerna y Friburgo, y se declararon romanos. Se constituyeron ligas militares y la oposición culminó en lucha abierta.

En la batalla de Cappel murió mientras servía de capellán y su reforma quedó limitada a los cantones que ya la habían aceptado, dirigidos ahora por Martín Bucer (1491-1551) y con Enrique Bullinger (v.), como su continuador teológico.

Su trabajo como reformador ha sido sintetizado en los siguientes puntos: a) Justificación por la fe. b) Simplificación del sistema litúrgico y sacramental. c) Una iglesia de corte popular y democrático, no jerárquica. d) Estudio y traducción de las Escrituras.

“Situado en la tríada de protagonistas más importantes de la Reforma, demuestra ser un gran teólogo, predicador, pastor de almas, renovador político y social,fino estilista en prosa latina y alemana, poeta y música. Menos impetuoso que «el león de Wittenberg», menos sistemático que Calvino, supera, sin embargo, a ambos en inteligencia natural y les iguala en capacidad de trabajo” (M. Gutiérrez Marín).

No hay ningún producto que se ajuste a su selección.