Trueblood, David Elton

Trueblood, David Elton
Nació el 12 de diciembre de 1990 en Pleasantville (Iowa, EE.UU.). Sus padres eran miembros de la Sociedad de Amigos, más conocidos como cuáqueros, a la que permanecerá vinculado toda su vida.

Realizó una brillante carrera como estudiante en el William Penn College, la Universidad de Harvard y la Universidad John Hopkins; y como profesor en Guilford College (1927-30), Haverford College (1933-36), Stanford University (1936-45) y Earlham College (1945-70).

Asimismo fue nombre director de la Agencia de Información Religiosa del gobierno estadounidense y consejero del programa “La Voz de América”.

Predicó en la Casa Blanca ante presidentes, así como en el funeral del ex-presidente Herbert Hoover. Viajero incansable por todo el mundo, participó con frecuencia como conferenciante en las reuniones anuales de la Sociedad de Amigos en Inglaterra. Asimismo hubo años en las que prácticamente dio conferencias todos los días en instituciones educativas y religiosas.

Tanto como capellán universitario como creyente individual, no descuidó nunca el testimonio cristiano en público y en privado, invitando a los estudiantes a su casa para charlar con ellos, en el modo más socrático, mediante preguntas y respuestas.

En 1952 fundó el movmiento Yokefellow Fellowship u “Orden del Yugo”, inspirado en las palabras de Jesús en Mateo 11:28-30, y basado en cuatro pilares: Entrega a Jesucristo, comunión unos con otros, ministerio hacia el mundo, disciplina en el seguimiento, en cuanto a orar, leer, adorar, ofrendar, servir y estudiar. “Los cristianos —escribe—deben ser mejor pensadores si quieren penetrar en el mundo. Debemos enseñar a los creyentes a orar, a servir y a pensar.”

En 1955 los grupos Yokefellow se extendieron a las prisiones, lo que dio lugar al Ministerio en las Prisiones Yokefellow, actualmente en cientos de cárceles y presidios de todo el país.

El 24 de agosto de 1924 contrajo matrimonio con Pauline Goodenow, que murió de un tumor cerebral en 1955. Contrajo segundas nupcias con Virginia Zuttermeister el 5 de agosto de 1956, que murió en 1984 de un ataque al corazón. En ambas ocasiones el matrimonio fue muy feliz.

En 1947 participó como representante oficial de la Sociedad de Amigos en el Concilio Mundial de Iglesias que tuvo lugar en Amsterdam (Holanda).

Toda su vida docente ha estado dedicado a la enseñanza de la Filosofía de la Religión, tanto en la Universidad como en los Institutos. Se considera un personalista cristiano, que ha recibido grandes lecciones del filósofo Alfred North Whitehead. Se le considera en la línea de los intérpretes clásicos de la religión para los cuales es preciso defender los derechos y las obligaciones de la razón contra todas sus enemigos. Para Trueblood lo más importante en la fe cristiana es una vida de equilibrio y conjunción: la combinación de un cerebro despejado y un corazón celoso; la vida interior de devoción y la vida exterior de servicio y ministerio; la importancia de mantener las tradiciones y la necesidad de estar abiertos a nuevas ideas.

De C.S. Lewis (v.) aprendió la importancia de Cristo como Maestro y como Dios encarnado, sin que sea posible separar ambos aspectos. De Reinhold Niebuhr la gravedad del pecado en todas las dimensiones de la vida y su aprecio por la teología de Abraham Lincoln. A su vez es un especialista en el teólogo cuáquero Robert Barclay (v.).

En la mejor tradición cuáquera apoyó el derecho de los negros y la obra de Martin Luther King (v.).

Se considera un Evangélico Racional, en cuanto se aleja del liberalismo y del fundamentalismo por igual en su énfasis en la racionalidad de la fe y la conciencia social de la misma.

Como Stephen Neill (v.) cree que la labor más urgente de la Iglesia es involucrar a todos los miembros en la labor del ministerio cristiano, para lo cual se necesitan ministros que sean equipar para el ministerio a todos los creyentes. Lo triste es la falta de entrega de muchos cristianos. “Si Dios, como creemos, se revela verdaderamente en la vida de Cristo, lo más importante para él es la creación de centros de comunión amante, que a su vez afecten al mundo. Si el mundo puede ser redimido de este modo no lo sabemos, pero al menos es claro que no hay otra manera (The Predicament o Modern Man).

Ha recibido catorce doctorados honoríficos como reconocimiento a su labor educativa y religiosa.

No hay ningún producto que se ajuste a su selección.

#WebinarsClie
Diccionario imágenes y simbolos