Trobisch, Walter

Trobisch, Walter
Nació el 29 de noviembre en Leipzig (Alemania), donde sus padres eran maestros de escuela, descendientes de los Hermanos Moravos que hallaron refugio de la persecución en Alemania.

Estudió en el Petrusgymnaisum de Leipzig. Nada más licenciarse fue alistado en el ejército alemán de infantería y enviado al frente ruso durante la 2ª Guerra Mundial. Herido gravemente en la batalla de Stalingrado (invierno de 1942), recuerda: “Fue en el fragor de la batalla, con pocas horas de vida, que me decidí claramente por Cristo. Cuando fuí rescatado de allí, como uno de los últimos supervivientes, sentí que Dios me había llamado de modo especial para servirle.”

Durante los meses de convalecencia estudió teología, hebreo y griego. Recuperado de sus heridas fue de nuevo enviado al frente, esta vez a Polonia y después a Italia, siendo herido en ambas ocasiones una vez más.

Finalizada la guerra estudió teología en la Universidad de Heidelberg durante varios semestres y colaboró con el pastor luterano Herbert Fuchs, como evangelista. Fue entonces que su vida cristiana alcanzó una “nueva profundización espiritual: la experiencia decisiva de declararme en total bancarrota interior y del perdón de mis pecados por la sangre de Cristo.”

En 1948 recibió una beca para estudiar en el Augustana Seminary de Rock Island (Illinois, EE.UU.). Allí conoció a su futuera esposa, Ingrid, que estaba preparándose para el campo misionero en Africa. la boda tuvo lugar en Mannheim (Alemina), el año 1952.

De vuelta a su país natal fue nombrado co-pastor de una gran congregación en Ludwigshafen. Ordenado al ministerio de la Iglesia Luterana en 1953 el matrimonio fue enviado a Camerún (Africa Occidental), para trabajar en la obra misionera allí. De 1957 a 1963 fue capellán y profesor del Colegio Cristiano de Camerún.

En Africa descubrió el “poder de la pareja”, a cuyo desarrollo dedicó el resto de su vida ministerial y pedagógica. Sus escritos han ayudado a muchas parejas y contribuido a un mejor entendimiento del amor como una decisión y como un sentimiento que hay que aprender. También dedicó atención a un aspecto muy olvidado en la experiencia cristiana: el amor a uno mismo. “Jesús no dice —escribe—: «Amarás a tu prójimo en lugar de a ti mismo», sino, «amarás a tu prójimo como a ti mismo». Es cieto que el amor propio se da por supuesto, como evidente; pero no se le condena, sino que se toma precisamente como patrón de medida, como criterio para el comportamiento con nuestro prójimo” (Iniciación..., p. 15).

Murió de un ataque al corazón en Lichtenberg (Austria), el 13 de octubre de 1979. Su esposa continuó su ministerio con la fundación de Family Life Mission (Misión Vida y Familia), que opera en varios países.

No hay ningún producto que se ajuste a su selección.

#WebinarsClie
Diccionario imágenes y simbolos