Schuller, Robert Harold

Schuller, Robert Harold
Nació en Alton (Iowa, EE.UU.), en el seno de una familia perteneciente a la Iglesia Reformada en América, con hondas raíces en el calvinismo holandés. Estudió en el Hope College (B.A., 1947) y en el Western Theological Seminary (B.D., 1950).

En junio de 1950 contrajo matrimonio con Arvella De Haan y fue ordenado al ministerio de la Iglesia Reformada de Riverside, en un barrio de Chicago, donde su obra creció notablemente de cuarenta a cuatrocientos miembros.

En 1955 comenzó un cambio en su ministerio al aceptar el llamado de una obra nueva en Orange, en el sur de California, donde a falta de un lugar para reunirse alquiló un cine de verano o teatro al descubierto, predicando a los que acudían en sus coches a oír sus mensajes. Fue, pues, el primer pastor de una una iglesia para automovilistas, que dio lugar a la Garden Grove Community Church. Con dificultades al principio, gracias al apoyo de Norman Vicent Peale (v.), la congregación comenzó a crecer y crecer, hasta poder edificar su primer lugar de adoración, que con el tiempo daría lugar a la espectacular Catedral de Cristal, comenzada en 1977 y terminada en 1980.

En 1970 comenzó su programa televisivo La Hora de Poder (Hour of Power), que llegó a emitirse internacionalmente. También fundó el Robert H. Schuller Institute for Successful Church Leaders, y cuenta entre su equipo a pastores como B. Larson (v.) y Juan Carlos Ortiz (v.).

Se le acusó de abaratar la gracia y de inducir a idolatrizar el éxito y favorecer el narcisimo cristiano. Para él se trata simplemente se enfocar la vida cristiana desde una interpretación más positiva de las Escrituras. “Basado en mi percepción de la persona de Jesucristo, su obra y enseñanzas, afirmo que la necesidad más profunda del ser humano es la necesidad de la auto-estima (Self-Steem, The New Reformation).

Su concepto fue que la predicación del Evangelio tiene que relacionarse con las necesidades mentales, sociales, físicas y espirituales del ser humano, para lo cual considera preciso adoptar un acercamiento más positivo a aquellos cuyo principal obstáculo para la fe no es la Biblia misma, sino una presentación negativa de su enseñanza. Animaba a que el creyente buscara el éxito en su vida, pero sabiendo que éste es sólo posible conforme al modelo de servicio de Cristo. Para él el pensamiento positivo,fue siempre una equivalencia moderna del principio bíblico de vivir por fe. Se negó a admitir el pensamiento derrotista que considera al creyente siempre bajo la influencia y el poder del pecado.

Escribió numerosos libros con gran claridad y vigor, ofreciendo una perspectiva bíblica y relevante de la fe en el tráfico actual de la vida moderna de las sociedades desarrolladas.

No hay ningún producto que se ajuste a su selección.

#WebinarsClie
Diccionario imágenes y simbolos