Ramm, Bernard L.

Ramm, Bernard L.
Nació el 1 de agosto en Butte (Montana, EE.UU.). “El Evangelio vino a mí a la edad de 17 años en un campamento de verano gracias al testimonio de mi hermano.” Desde entonces siempre conservó una admirable devoción por Cristo.

Se graduó en la Universidad de Washington y luego estudió en el Eastern Baptist Theological Seminary de Filadelfia. También estudió en la Universidad de Pennsylvania y en la del Sur de California, donde recibió su doctorado en filosofía.

Durante un tiempo fue pastor bautista en Nueva York y Washington, hasta que en 1943 comenzó su carrera académica en el Seminario Teológico Bautista de Los Angeles. Más tarde se trasladó al Bible Institute of Los Angeles (BIOLA),como profesor de filosofía y apologética. Durante más de dos décadas enseño en el Seminario Bautista Americano del Oeste (1959-74 y 1978-86). También dio clases en el Haigazian Evangelical College de Beirut (Líbano) y otras instituciones.

Influyó en la formación de la Afiliación Científica Americana y escribió buen número de libros y artículos especializados.

En 1957-58 estudió en Basilea (Suiza) con Karl Barth, que le abrió al mundo de la teología contemporánea y al que propuso como el paradigma teológico del evangeliscalismo pot-fundamentalista americano.

En línea con la teología reformada consideraba que “la expresión más correcta de la fe cristiana es la fe reformada, que busca preservar lo mejor de la teología evangélica, desde el fin de la era apostólica hasta la Reforma, la cual define su fe en su forma más bíblica” (The God Who Makes a Difference, p. 33).

Sus temas cubrieron temas tan diversos como la autoridad bíblica, la relación entre la fe y la ciencia y la apologética cristiana. No buscó ser original ni innovador, sin embargo siempre se preocupó de relacionar la Biblia con la totalidad del pensamiento del siglo XX. En el debatido tema del creacismo/evolucinismo dice: “El autor no se considera a sí mismo como un evolucionista teísta. Cree en un creacionismo progresivo, dado que siente que en éste es donde mejor se explican todos los hechos: biológicos, geológicos y bíblicos”. Su estudio sobre la inspiración de la Biblia es de lo mejor que hay en castellano, basado principalmente en los Principios de teologia de A. Kuyper (v.).

Murió el 11 de agosto debido a la enfermedad de Parkinson.

No hay ningún producto que se ajuste a su selección.