Penn-Lewis, Jessie

Penn-Lewis, Jessie
Hija de Samuel Jones, pastor de la Iglesia Metodista Calvinista en Neath (Glamorganshire, Gales). Fue convertida al Evangelio mediante el ministerio de Evan H. Hopkins (v.), el 1ª de enero de 1882, a la edad de 21 años. De él escuchó el camino de la victoria por medio de la cruz de Cristo.La cruz como identificación del creyente con Cristo en el poder de su muerte y la gloria de su resurrección. Este fue el tema principal de sus libros y discursos.

Durante la primera década que siguió a su conversión su experiencia cristiana fue cada vez más y más profunda, de modo que se transformó en un maravilloso testimonio de victoria y resuelta obediencia. Alguien ha dicho que "sin lugar a dudas Cristo fue su maestro, porque su total entendimiento de las doctrinas de la redención y su conocimiento de las Escrituras, sólo podía haber venido de él."

En 1895 se le pidió que hablara en una reunión concertada por la Misión al Interior de China, fundada por Hudson Taylor (hoy OMF). El impacto de su mensaje fue tal que se decidió llevarlo a la imprenta. El título era: El camino a la vida en Dios, que se vendió por cientos de miles.

Posteriormente fue invitada a hablar en el extranjero, viajando por Suecia, Rusia, Finlandia, Dinamarca, Alemania, Suiza, EE.UU., Canadá, Corea, China e India, pese a graves períodos de mala salud. Asimismo habló en varias Convenciones de Keswick (v.), aunque su pasión por el mensaje de la cruz le llevó a abandonar cualquier otra actividad y aspecto de su ministerio que no estuviera con él relacionado.

En 1909 fundó la revista The Overcomer (El Vencedor), que aún continúa publicándose, y que al principio fue solamente una carta de oración enviada a los amigos e interesados en su ministerio.

Testigo excepcional del avivamiento galés de 1904 escribió una importante obra sobre el tema relacionado con el mundo de las manifestaciones espirituales en la que afirma:

"El peligro principal radica en ubicarse en el terreno de la «guía sobrenatural" cuando no se es capaz de discernir la verdadera voluntad de Dios de las falsas manifestaciones del enemigo, que pueden expresarse en forma de profecías, lenguas, sanidades y otras experiencias espirituales conectadas con la obra del Espíritu Santo. El falso concepto de «rendición» al Señor para el cual se deja la mente sin actuar es uno de los engaños más sutiles del enemigo. Si el creyente deja de usar su mente, razón, voluntad y otras facultades como ser humano y pasa a depender de voces e impulsos para cada detalle de su vida, será «guiado» por los espíritus malignos, que se ocuparán en simular ante él la «guía divina»" (Guerra contra los santos).

Se casó a la temprana edad de 19 años. El matrimonio no tuvo hijos. Murió en Inglaterra.

No hay ningún producto que se ajuste a su selección.

#WebinarsClie
Diccionario imágenes y simbolos