Ignacio De Antioquía

Ignacio De Antioquía
Obispo de Antioquía. No se sabe nada de su vida, excepto que escribió siete cartas mientras era llevado prisionero a Roma. En ellas combate las herejías nacientes del gnosticismo y el docetismo, así como el judaísmo, todo ello en el marco de una adhesión y lealtad a los obispos de la Iglesia como representantes de Dios y de la tradición apostólica.

Su arresto y ejecución tuvieron lugar a comienzos del siglo II, pero el descubrimiento y la identificación de las cartas de Ignacio se produjo a lo largo de los siglos XVI y XVII, tras un arduo y polémico proceso. La temática «procatólica» de las cartas soliviantó los ánimos de algunos reformadores, como Calvino, que las impugno enérgicamente.

La polémica sobre las cartas de Ignacio entre católicos y protestantes continuó hasta el siglo XIX en que se alcanzó un consenso sobre cuántas cartas, cuáles y en qué medida fueron escritas realmente por Ignacio. Desde entonces, la opinión mayoritaria, pero no indiscutida, es que Ignacio escribió cartas a las comunidades cristianas de Éfeso, Magnesia del Meandro, Trales, Roma, Filadelfia y Esmirna, además de una carta personal al obispo Policarpo de Esmirna, otro «Padre de la Iglesia» y también «Padre Apostólico».

Los escritos de Ignacio están próximos en el tiempo a la redacción de los evangelios y una parte de la investigación ignaciana está centrada en esclarecer su relación con ellos. Las cartas ofrecen, además, valiosos indicios sobre la situación de las comunidades cristianas a finales del siglo I y comienzos del siglo II.

 

No hay ningún producto que se ajuste a su selección.

#WebinarsClie
Diccionario imágenes y simbolos