Fliedner, Federico

Fliedner, Federico
N. el 10 de junio en Kaiserswerth (Alemania), hijo del doctor en teología Teodoro Fliedner (1800-64), renovador del servicio de diáconos en la Iglesia de Alemania.

Cursó el bachillerato en Westfalia y entró en la Universidad a los 18 años. Estudio teología en Halle (1864-66). Durante la guerra entre Prusia y Austria sirvió como "diácono de campaña" en los lazaretos de Brün, capital de Moravia, dedicándose especialmente al cuidado de los soldados afectados de cólera. Después de la guerra prosigue sus estudios en Tubinga (1867).

En un breve viaje a Italia en la primavera de 1868 conoce de cerca a los valdenses y decide dedicarse a la evangelización de los pueblos católico-romanos. En la primavera siguiente viaja al país que cautivará su interés: España, donde es testigo de los comienzos de la vida protestante en los albores de la libertad religiosa de la nación. De regreso a su patria es ordenado al ministerio el 17 de agosto de 1870 en Düsseldorf. Apoyado por el comité misionero de Berlín vuelve a España, para establecerse en Madrid.

Empezó colaborando con Fancisco de Paula y Ruet, al que sucedió en el pastorado, tras la muerte de aquél en 1878.

En 1873 fundó la Librería Nacional y Extranjera, librería y editorial con una ingente y valiosa producción premiada en Madrid con medalla de plata en 1907, y en Bruselas con medalla de oro en 1910. También fundó dos periódicos: El amigo de la infancia (1874) y Revista Cristiana (1880), que se distribuían por España, México, Chile y Argentina. A su labor de traductor y escritor hay que añadir su actividad intelectual representada por sus actuaciones como miembro del Ateneo madrileño.

En el campo de la educación popular contribuyó con la fundación de escuelas de educación primaria, para las que editó nuevos textos, desde aritmética a ciencia naturales. En su tiempo recibió premios por sus publicaciones pedagógicas (Madrid, 1882). En 1897 inauguró "El Porvenir", destacadísimo edificio e institución educativa, cuyas labores continúan.

Su trabajo en favor de los que sufren ocuparon una buena porción de su tiempo y abnegada existencia. A huérfanos y enfermos dedicó, junto a su esposa, todo el amor de su vida y no poco de su propia salud. Primero fundó la Casa de Huérfanos de Madrid, y después, en 1880, para librarles del rigor del verano, consiguió para sus fines el antiguo convento desde el que Felipe II siguió la construcción del monasterio de El Escorial. Ironías de la historia. A aquella nueva casa de huérfanos la llamó "Casa de Paz".

Siempre estuvo al servicio de todos los evangélicos españoles, sin distinción denominacional. Para ellos viajó por Europa y América. Apoyó con entusiasmo y generosidad las Uniones Cristianas de Jóvenes.

Contrajo matrimonio con Juana Brown, de Escocia, el 18 de junio de 1872. Hasta trece fueron los hijos de la pareja; algunos murieron prematuramente, otros llegaron a ser conocidos obreros del Señor.

Murió en Madrid el 25 de abril de 1901.

Su biografía de Lutero es importante en cuanto señala el eslabón de la gran cadena de testigos cristianos que une las nuevas generaciones evangélicas con las pasadas, y nadie mejor que Fliedner para mostrarlo.

Parrilla Lista

1 artículo(s)

Establecer dirección descendente

Parrilla Lista

1 artículo(s)

Establecer dirección descendente
#WebinarsClie
Diccionario imágenes y simbolos