Casiodoro De Reina

Casiodoro De Reina
Nació en Montemolín (Sevilla) alrededor de 1520. Parece que siguió estudios en la Universidad de Sevilla, antes de profesar como monje en monasterio sevillano de San Isidoro del Campo, de la orden de los jerónimos, compuesta mayormente por judíos españoles conversos y foco de la Reforma española. Habiendo recibido y aceptado la doctrina protestante por medio de los libros de Julián Hernández, tuvo que abandonar el monasterio en 1557 debido a la persecución de la Inquisición.

Primero fijó su residencia en Ginebra, aunque diferencias con sus correligionarios, intrigas de Felipe II, que había puesto precio a su cabeza y enviado espías a capturarle, así como necesidades económicas, le obligaron a cambios constantes de domicilio. Así lo vemos en Frankfort, Londres, Amberes, Bergerac, Castillo de Montargis, Frankfort de nuevo, Basilea, Estrasburgo, Amberes y Frankfort otra vez.

En Londres (Inglaterra) se organizó una congregación de habla española y le nombraron como pastor (1559). Así nació su Declaración o confesión fe. Luego pastorearía la congregación luterana de habla francesa en Amberes (1578-85), y hará otro tanto en Frankfort, durante los dos últimos años de su vida.

El Tribunal de la Santa Inquisición de Sevilla quemó una estatua que lo representaba el 26 de Abril de 1562.

Su primera visita a Frankfort se produjo en 1558, poco después de haber llegado a Ginebra y protestado públicamente por la quema de Miguel Servet, el médico y antitrinitario aragonés. Tras una breve residencia y coincidiendo con la subida al trono de Inglaterra de Isabel, se trasladó a Londres. Allí pasó cinco años. Mientras que se ganaba el sustento diario con el comercio de seda y libros, continuó traduciendo al castellano la Sagrada Escritura. Al terminar el Antiguo Testamento se trasladó a Basilea y procedió a su impresión con el famoso Oporino.

Su proyecto era aprovechar la traducción del Nuevo Testamento que había hecho Francisco de Encinas (v.) y revisado Juan Pérez de Pineda (v.), en base a la reimpresión que en esas mismas fechas se estaba realizando en París. Pero Felipe II, catolicísimo rey de España y su declarado y persistente enemigo, terminó con los impresores y con el proyecto.

El impresor de R. murió cargado de deudas y R. perdió el dinero adelantado. Gracias a la ayuda económica de sus amigos en Frankfort consiguió imprimir los primeros ejemplares de la mundialmente conocida Biblia del Oso.

De 1578 a 1585 residió en Amberes, sin renunciar a su ciudadanía alemana, que había conseguido en Frankfort. Allí fue pastor de la Iglesia Luterana de habla francesa y publicó nuevas obras, unas originales y otras traducidas. Al ocupar la ciudad las tropas imperiales españolas, volvió con su familia y congregación a Frankfot, donde permaneció hasta el día de su muerte, el 15 de marzo de 1594.

Como traductor le debemos la conocida y mencionada Biblia del Oso (llamada así por la ilustración de su portada) y la traducción al francés de Historia Confessionis Augustanae (Amberes, 1582), y otras obras menores.

En 1560 contrajo matrimonio en Londres con Anna Leon, de quien le nació una numerosa prole.

“Fue Reina español de nacimiento, fiel protestante, fogoso predicador, hombre de grandes talentos, bien conocido en Amberes y aquí en Frankfort. ¿Qué más se puede decir? Tan bien sirvió a los valones que su nombre es entre ellos profundamente respetado” (Lectura en alemán que acompaña su retrato original).

“No cabe duda alguna de que Casiodoro de Reina era luterano. Su seguidor y revisor de su Biblia, Cipriano de Valera (v.), fue calvinista neto” (Manuel Gutierrez Marín).

GABINO FERNANDEZ

No hay ningún producto que se ajuste a su selección.

#WebinarsClie
Diccionario imágenes y simbolos