Buffard, Percy J.

Buffard, Percy J.
Nació un día de abril en Inglaterra. De familia profundamente evangélica fue toda su vida influenciado por la piedad de sus padres de tal modo que no recordaba en qué época de su vida no amaba al Señor y deseaba servirle. Vino por primera vez a España en 1908, en donde permaneció dos años, alternando su labor misionera con el estudio del idioma. A su regreso a Inglaterra ingresó en el seminario Regents Park donde se preparó y capacitó mejor para la obra que le esperaba. Se estableció definitivamente en España en 1913 y se dedicó a viajar por muchas regiones del país, adquiriendo así un vasto conocimiento de las necesidades de evangelización de la península. En total recorrió 17.700 kms., la mayor parte de ellos en bicicleta y acompañado se su fiel violín. En 1917 se estableció en Valdepeñas (Ciudad Real), donde fundaría la pequeña misión Spanish Gospel Mission (Misión Evangélica Española), que llegaría a contar con diez pastores y evangelistas, ocupados principalmente en la obra en La Mancha y Andalucía norte.

Funda la Iglesia de Valdepeñas en 1918. A principios de 1929 un colegio bíblico en la misma ciudad, con la ayuda de David F. Chollin y el apoyo económico de Oswald J. Smith (v.). Amigo personal de F.B. Meyer (v.), participó en el movimiento de Keswick (v.), y enfatizó la necesidad de una vida espiritual plena. Tomó parte como conferenciante en Francia, Suiza, Dinamarca y Reino Unido. Trabajó en España con gran esfuerzo y eficacia hasta el año 1936, que regresó a Inglaterra al inicio de la Guerra Civil Española. No pudiendo volver a España por las circunstancias políticas siguió en su patria laborando en favor de sus hermanos españoles. Su última visita a España fue en 1949. El día 11 de abril de 1958, a los setenta y cuatro años de edad, durmió en el Señor, en Lindfield (Inglaterra). Su hijo Carlos continúo la obra que había comenzado con tanta lucha.

En sus escritos refleja la honda y sencilla piedad del autor, quien a veces se explaya en las páginas, conmovido por lo que él mismo contempla. “La teoría cristiana es la única teoría que satisface a la vez la inteligencia con su lógica, y al corazón con su afecto” (Colosenses, p. 100).

FRANCISCO RUIZ

No hay ningún producto que se ajuste a su selección.

#WebinarsClie
Diccionario imágenes y simbolos