Simpson, Albert Benjamin

Simpson, Albert Benjamin
N. el 15 de diciembre de 1843 en Bayview (Isla Príncipe Eduardo, Canadá) en una familia de origen escocés, miembros de la Iglesia Presbiteriana. Convertido en su temprana edad, pronto sintió el llamado de Dios a dedicarse a su servicio. Paro ello estudió en el Seminario Knox de Toronto.

El 12 de septiembre de 1865 fue ordenado al ministerio de la Iglesia Presbiteriana, al día siguiente se caso con Margaret Henry. Su primer pastorado fue en la Iglesia Presbiteriana Knox de Hamilton (Ontario). 750 nuevas personas fueron agregadas a la membresía de la Iglesia. Allí permaneció durante ocho años. Viajaba, predicaba y daba conferencias constantemente.

A los treinta años de edad ya era conocido en todo el Canadá y los Estados Unidos. Entonces, en 1879, aceptó un llamado para ser pastor de una de las iglesias presbiterianas más importantes de América, la Chestnut Street Presbyterian Church de Louisville (Kentucky). Durante su ministerio tuvo lugar un avivamiento y la construcción de un nuevo edificio. Durante este avivamiento experimentó “la bendición de Cristo” o santificación “por medio de la fe en los méritos de la expiación”, también llamado por él “bautismo del Espíritu Santo”. Su influencia pronto se extendió hasta abarcar todas las denominaciones evangélicas de la ciudad. Hizo un llamado a los pastores a “tener ante todo la unidad del Espíritu en el el ministerio del Evangelio. Porque es necesario si hemos de triunfar en la obra de Dios”.

Tres años después aceptó el pastorado de la Iglesia Presbiteriana de la calle Trece de Nueva York, donde su salud le abandonó por completo. Los médicos le dieron pocos meses de vida. Sin embargo notó como Dios le daba sanidad física y durante otros 35 años sirvió la causa del Evangelio con todas sus fuerzas. “Durante más de veinte largos años —escribe— fue víctima de muchas enfermedades y debilidades físicas. Había empezado temprano en la vida los difíciles estudios, cuanto a la edad de catorce años mi salud ya se había quebrantado, hasta el punto de una completa postración nerviosa... Estando al borde de la misma muerte, Cristo se reveló a mi corazón, y fue entonces que me entregué a Él... Fue más que una simple sanidad. Me dio de sí mismo de tal modo que perdí el doloroso sentido de mis órganos físicos”.

A partir de entonces comenzó a presentar su “Evangelio cuadruple” o "Evangelio Cuadrangular": Cristo Señor, Santificador, Sanador y Rey venidero. Asimismo se dedicó a una vida de fe, y dejando su lucrativa posición pastoral inició una misión que iba a dar lugar al nacimiento de la Alianza Cristiana y Misionera. “No tuvo nunca el propósito de crear un grupo nuevo. Con insistencia trató de persuadir a los hombres y a las mujeres que deseaban forman una nueva iglesia para que se quedasen donde estaban. No era revolucionario en el sentido de traer separaciones y divisiones” (V.F. Barnes).

En 1883 inauguró un seminario bíblico y misionero, el Instituto Bíblico de Nyack en Nueva York.En enero de 1910 emprendió una gira misionera que le llevó por varias ciudades de Brasil, Argentina, Chile, Perú y Ecuador.

Hombre de oración creía que “el ministerio más alto que tenemos como hijos de Dios, y el poder mayor también, es de tratar con Dios a favor de los hombres. Nuestro servicio mayor es el ministerio de la oración”. El día 29 de octubre de 1919 partía para estar con su Señor.

En 1963 la Alianza redactó su famoso “No prohibáis”, en relación al hablar en lenguas, documento analizado por Nienkirchen, que valora la relación de Simpson con el pentecostalismo primitivo. Simpson siempre rechazó el esquema dispensacional que reduce la obra extraordinaria del Espíritu Santo al período apostólico. Exhortaba a los creyentes a orar y buscar evidencias especiales del poder divino, típico de los avivamientos del pasado.

Parrilla Lista

2 artículo(s)

Establecer dirección descendente

Parrilla Lista

2 artículo(s)

Establecer dirección descendente