41S5S8Sw4NL

Salón de belleza para el cristiano

Código: 978-84-8267-141-3. Categorías: , , , , , , . Autor: Koopman, LeRoy

Sin stock

Versión impresa

Comprar

ISBN:  978-84-8267-141-3

¿A quién no le gustaría mejorar su imagen? ¿Potenciar su belleza? ¿Dejar de ser un patito feo y transformarse en un hermoso y elegante cisne?

Afortunadamente, hoy esto es posible. Gracias a los Salones de Belleza, tan de moda en la actualidad, y a los Técnicos Asesores de Imagen, unos profesionales que corrigen nuestro aspecto fí­sico y nuestra indumentaria a fin de hacernos más atractivos, podemos mejorar sensiblemente la impresión que causamos en los demás… Sin embargo, hay una belleza mucho más importante e imperecedera que la física, la cual no tiene precio, ni puede manipularse con artificios y maquillaje, sino que debe cultivarse en el jardín del alma: la belleza espiritual…

A ésta es la clase de belleza a la que apunta Leroy Koopman en este interesante libro: Salón de Belleza para el cristiano. A través de una ocurrente analogía, intenta situar al lector en una especie de “Salón de Belleza” espiritual, en el cual se ofrecen sesiones teóricas y prácticas en este sentido  y se realizan una serie de terapias con recetas y ejercicios prácticos que nos ayudan a mejorar el aspecto de nuestra: lengua, orejas, manos y pies; potenciando las cualidades espirituales y disminuyendo los defectos de nuestro carácter.

Estamos, pues, en las manos del mejor profesional de todos, el Espíritu Santo; el único capaz de cambiar nuestro corazón de piedra y convertirlo en uno de carne rosada y saludable, que atraerá, a su vez, a otros corazones deteriorados a los pies del Salvador.

Y como en todo Salón de Belleza, uno puede acudir en solitario o en compañía, en el secreto de la privacidad individual o compartiendo con otros las experiencias de sus mejor­as y apoyándose mutuamente en los ejercicios más difíciles. Por ello, este libro está ideado tanto para una lectura individual como para ser utilizado a modo de manual en grupos celulares.

Nuestro deseo es que la lectura cumpla las expectativas expuestas, que no son para vanagloria personal, sino para honra y gloria de nuestro Padre Creador, el cual nos diseñado a su imagen y semejanza y nos amonesta a ser templos de su Espíritu Santo (Gn. 1:26; 1 Co. 6:19 y 20)

Descripción del Producto

Se trata de un libro bipolar: útil tanto para la lectura individual y personalizada como para ser usado en grupos de estudio.

Ofrece al lector la oportunidad de reflexionar en su lectura, meditando en los aspectos espirituales destacados; pero además, podrá llevar lo aprendido a la vida práctica, con ejercicios tangibles, palpables y de fácil realización.

Para ello, el libro ha sido dividido en tres partes bien diferenciadas:

La primera parte comprende el aspecto teórico del mismo. Son las reflexiones del escritor, Leroy Koopman, sobre como embellecer espiritualmente nuestra lengua, nuestras orejas, nuestros ojos, nuestras manos y nuestros pies; presentados y comentados en cinco capítulos independientes. A su vez, cada capítulo aparece segmentado en ocho sesiones: total 40 sesiones. De ahí, el título que hemos concedido a la primera parte: Sesiones de Estética.

La segunda parte comprende dos capítulos en los que ofrece distintas sugerencias de carácter funcional y terapéutico. Una serie de recetas, ejercicios, unidades didácticas y bibliografías complementarias para embellecer la lengua, las orejas, los ojos, las manos y los pies. Obviamente, se trata de embellecerlos desde un punto de vista espiritual; de ahí que se le de el nombre de Terapia Espiritual.

Aporta cuarenta recetas memorizables, una semanal durante cuarenta semanas, relacionadas con las cuarenta sesiones de la primera parte del libro, encabezadas por títulos tan sugestivos como: enjuague bucal, tapones para los oídos, colirio para la retina, crema hidratante para las manos, plantillas para el calzado, etc. Cada receta se compone de una serie de cinco versículos de la Biblia: uno por día laborable de lunes a viernes. La idea es ir memorizando una “receta” o versículo por sesión. Así en el plazo de un año (descontando el período de vacacionesI, el lector habrá memorizado unos doscientos versículos bíblicos, siguiendo el consejo del salmista: “He puesto tu palabra en mi corazón para no pecar contra ti” (Salmo 19:11)

Son ejercicios cortos que se refieren a la vida cotidiana: las relaciones personales, los hábitos y las actitudes. Precisamente por ese pragmatismo, sus resultados son pronto evidentes y tangibles.

En la tercera parte del libro aparecen cinco unidades didácticas que no son si no cinco ejercicios más amplios y extensos sobre la primera parte del libro, pero que necesitan mayor análisis y profundidad de estudio.

Un libro ideal para grupos de estudio.