819F0ThA0yL

Comentarios de Martín Lutero: Gálatas

Código: 978-84-7645-988-2. Categorías: , . Autor: Lutero, Martín

Sin stock

Versión impresa

Comprar

ISBN: 978-84-7645-988-2

Hoy en día disponemos de comentarios exegéticos y expositivos de la Biblia, versículo a versículo por docenas. Pero a principios del siglo XVI, los comentarios dirigidos al pueblo eran no sólo un alarde de erudición bíblica sino también una osadía.

Por ello los Comentarios de Martín Lutero constituyen un material de referencia excepcional y obligatorio, no sólo para comprender su actividad reformadora, sino también para entender el cambio operado en el método de exégesis y exposición bíblica a partir de la Reforma.

Hasta entonces, el método empleado por la Iglesia Romana era la interpretación alegórica, que subeditaba el texto bíblico al sistema eclesiástico o doctrinal establecido por el magisterio de la Iglesia. El principio hermenéutico de Lutero parte del presupuesto que Dios se revela en la Escritura y no en la estructura eclesial, confiriendo a la Escritura una autoridad incontestable. De mero objeto, el texto bíblico se transforma en sujeto; y la Biblia, que antes estaba sometida al sistema doctrinal, pasa ahora a socavar sus fundamentos.

Lutero dinamiza la exégesis insertándola en la historia y le asigna el papel de instrumento para criticar el sistema de doctrinas. Sus trabajos exegéticos cobran así una palpitante actualidad. Una exégesis comprendida de esta manera es una respuesta a muchas situaciones concretas que afectan a la Iglesia actual.

 

Descripción del Producto

En Gálatas, Lutero destaca la diferencia entre la ley y el evangelio, tema que ocupa un lugar preeminente en su teología. Su texto clave es Gálatas 2:16, en que Pablo declara que el hombre es justificado no por las obras de la Ley, sino por la sola fe en Cristo Jesús.

Es preciso advertir que algunas partes de la exposición que Lutero hace de la Epístola de Pablo a los Gálatas contienen frases muy duras para con la Iglesia de Roma, el Papa y la vida monástica de su época. Es preciso entenderlas con objetividad dentro de su contexto histórico, en una Europa de comienzos del Siglo XVI, dominada por reyes y emperadores y enzarzada en guerras de religión. Aclarar que la salvación no se obtiene por medio de indulgencias, generosas donaciones a las autoridades eclesiásticas, o cualquier otro tipo de obras buenas, sino única y exclusivamente por la fe en Cristo y su sacrificio expiatorio, y demostrar como la Iglesia de Roma de su época había tergiversado completamente verdad fundamental de la teología cristiana, para Lutero era crucial. Y así lo hace, directa y abiertamente, con toda la valentía que le era característica.